arquitectura romanica

5 Principales Características de la Arquitectura Románica

Cuando hablamos de arquitectura románica, llega a nuestra mente grandes obras maestras hechas por el hombre. Construcciones creadas para satisfacer alguna necesidad tomando en cuenta factores ciertos tradicionales. 

La arquitectura románica se encarga de combinar los factores que estuvieron presentes en la civilización etrusca y griega. Este arte toma en cuenta dos siglos pertenecientes al Imperio ¡No podemos negar que los romanos siempre serán recordados como los mejores constructores, logrando crear desde caminos hasta acueductos y estadios!

arquitectura romanica

Características de la arquitectura románica 

Este maravilloso arte crece en el occidente, durante los siglos XI y XIII. En él, tanto la letra como la pintura se convierten en uno solo para crear majestuosas edificaciones. La variedad de regiones pertenecientes a esta arquitectura dependen de las tradiciones románicas, las aportaciones islámicas y las influencias. 

Dicha expansión fue influenciada por la orden de Cluny, monjes encargados de la construcción de iglesias y monasterios que conllevaron a  los caminos de la peregrinación. 

Las construcciones dentro de la arquitectura románica, permitieron conocer las etapas donde descansaban los monjes, lugares perfectos para venerar las reliquias que en las iglesias se encontraban. Hablamos de un tipo de arquitectura con un estilo único gracias a las características que posee, siendo las principales:

  • Utilización de arco de medio punto, sostenido por columnas decoradas con personajes bíblicos (Este es considerado un elemento principal de la arquitectura románica). 
  • Creación de edificaciones sencillas con bases sólidas 
  • Plantas sólidas con forma de cruz, y naves impares, siendo las laterales más pequeñas que la principal. 
  • Creación de bóvedas de cañón acompañadas por arcos de medio punto. 

¡Pero si vamos un poco más allá, podemos no solo conocer estas características de forma más detallada, sino además, los elementos utilizados para dar pie a la arquitectura románica! 

  • Combinación maciza y dirección vertical

Siendo esta una de las principales, ya que la torre deja de ser una obra más y se convierte en un proyecto de primera categoría. 

En este punto entra en juego, la articulación rítmica del espacio, considerada una propiedad básica de este tipo de arquitectura, tomando como base la unión de las edificaciones considerando la aplicación de nuevas técnicas de construcción.

  • Materiales 

Muros y materiales forman parte de esta característica. Dicho sistema constructivo funciona bajo técnicas de creación gruesa, en tizón y soga, un agujero cuyo interior está completado con ripio creado con mampostería o arena, considerando el estado de la piedra utilizada, ya que el aspecto de las edificaciones dependerá de la extracción de esta. 

  • Base 

La base o cimientos, deben ser profundos, para así lograr conservar la infraestructura durante varios años. 

  • Plantas

Las plantas basílicas son comúnmente utilizadas por los templos e iglesias, y dicho cono es completado con la ayuda de dos torres que comparten los mismos detalles estructurales. Por lo general dicha iglesia cuenta con un monasterio que requiere la presencia de un patio central (un claustro) con columnas simples o dobles. 

  • Cubiertas y arcos 

En la arquitectura románica, los arcos son empleados para obtener profundidad, y con la ayuda de un arco complementario, permite la creación de un habano (Esos agujeros que solemos ver en las puertas y grandes ventanales). Sin embargo, en algunos lugares especiales, es común ver un arco apuntado, siendo este característico del estilo gótico. 

Elementos empleados 

La cantidad de elementos empleados en la arquitectura románica es muy grande, pero a continuación detallaremos los más destacados. Además de los arcos de medio punto en la lista podemos encontrar: 

elementos

 

  • Paredes gruesas 

Construidas para limitar el uso de contrafuertes. Estas contaban con aberturas diminutas, para brindarles una apariencia sólida y compacta a los edificios románicos.

  • Techos  

Fabricados en madera resistente y luego en piedra, respaldados por bóvedas de cañón, convirtiéndose en uno de los elementos más empleados en la arquitectura.  

  • Torres 

Constituyendo todo un hilo de características recurrente en las iglesias románicas. 

  • Arcadas 

No son más que arcos de medio punto sostenidos por columnas muy bien alienadas, las cuales solían ser fabricadas en mampostería y disfrutaban de una sección rectangular o cuadrada. 

Todo el sistema arquitectónico románico tenía el objetivo de lograr que la luz solar ingresara al interior de la edificación con ayuda de vanos. 

Divisiones 

Hay una larga lista de obras que forman parte de la arquitectura románica, siendo estas clasificadas según su utilidad, teniendo así: 

  • Arquitectura románica utilitaria 

Sección en la que encontramos puentes, acueductos y vías. Dichas estructuras existieron en abundancia. De hecho son los puentes romanos las obras más utilizadas, y algunos de ellos aún podemos apreciarlos como, El Puente Fabricio en Roma, el cual fue construido sobre el río Tíber. 

Puente de fabricio

  • Arquitectura románica fúnebre

Los Mausoleos, Sepulcros y Columbarios, forman parte de esta sección. Es notoria la atención que el pueblo romano impuso sobre sus muertos. Existían tumbas primitivas, las cuales solían ser de forma rectangular utilizadas por las personas de clase baja o gente muy sencilla, mientras que las personas pudientes arreglaban a sus seres amados en criptas. 

El sepulcro es levantado desde el suelo, es una de las construcciones más básicas, y por su parte los columbarios, eran cámaras con aspecto de palomar con distintas temáticas en sus paredes. En estos lugares eran depositadas las cenizas del difunto, y encerradas en cerámica o mármol. 

  • Arquitectura románica conmemorativa

No podíamos dejar fuera de la lista de divisiones de arquitectura románica, los característicos arcos de triunfo. Los romanos siempre serán recordados como un pueblo militar obsesionado por glorificar los triunfos de sus más grandes “héroes”, colaborando así con la creación de arcos de triunfo, trofeos y columnas conmemorativas. Dichas estructuras eran levantas en vías públicas. 

Existieron arcos de 3 y 4 huecos, siendo estos últimos poco usuales. Un ejemplo claro de ello, fue el Arco de Tito ubicado frente al Coliseo, construido para celebrar la toma de Jerusalén durante el año 70 D.C. 

Arco de Tito Roma Italia

 

A la lista también se le suma el Arco de Constantino, conmemorando su victoria sobre el emperador romano de Occidente, Majencio; y aunque el valor artístico del arco no es tan significativo, no deja de ser toda una obra de la arquitectura románica. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar a la tienda