responsabilidades

Responsabilidades del Arquitecto

El arquitecto es uno de los profesionales encargados de mejorar la postura proactiva del mundo en el que vivimos. Se encargan de diseñar las casas residenciales, edificios comerciales, negocios locales y en algunos casos el urbanismo de una ciudad.

Así que, las responsabilidades de un arquitecto van más allá de solo ejecutar el diseño en el presente; puesto que cualquier diseño debe ser sustentable en cuanto a su construcción, materias primas y seguridad de acuerdo a las normas estatales y la demanda del cliente.

Deberes y responsabilidades de los arquitectos

Para mantener el negocio a flote, el arquitecto debe tener ciertas responsabilidades y una buena formación. Ya que, es un deber y responsabilidad del profesional en arquitectura determinar como van a ser los espacios en los que vivimos a diario. Y no solo es dibujar una estructura bonita, sino que garantizar la calidad de vida de los que allí habiten.

Así que, el ambiente en el que nos movemos es responsabilidad en su mayoría de un arquitecto; puesto que los proyectos para realizar edificaciones como plazas, edificios, calles, supermercados o cualquier infraestructura debe ser diseñado, renderizado o al menos aprobado por un arquitecto.

Deberes de un arquitecto

  • Respeto a la ley
  • Uso honorable y legítimo del título de arquitecto
  • Cumplimiento responsable de las funciones como arquitecto
  • Dignidad en el ejercicio de la condición de arquitecto
  • Elevación en la relación profesional
  • Inviolabilidad del trabajo ajeno
  • Rigurosidad en el desarrollo del ejercicio profesional
  • Lealtad profesional con los colegas y con el colegio
  • Responsabilidad social
  • Resguardo del prestigio de la profesión

Responsabilidades de un arquitecto

  • La firma

Ahora bien, la primera responsabilidad que posee un arquitecto, es su firma; ya que, al colocarla en un proyecto, no solo lo está aprobando, sino que está asumiendo las consecuencias de cualquier fallo en el proyecto. Porque, las normativas responsabilizan a quien firma, no al colegio de arquitectos ni al Ayuntamiento. Así que, el estudio geotectónico y la redacción del proyecto deben estar firmados con grandísima responsabilidad.

responsabilidades

  • Riesgos laborales

Por consiguiente, la responsabilidad de la firma no ocurre solo en un error en el plano, sino que, una vez comenzada, la obra es responsabilidad del arquitecto que no haya ninguna desgracia causada en relación con la edificación. Por eso, la seguridad de una obra es un termino realmente vulnerable.

  • Normas legales

Estos instructivos impactas considerablemente el trabajo de un arquitecto, pues su actualización constante debe ser respetada en el campo de construcción de cualquier edificación, sea tradicional o edificios tecnológicos. Así que, la función del arquitecto proyectista debe basarse en las normativas constituidas a nivel mundial, regional y local.

Como director de la obra, se tiene la función de dirigir el desarrollo de la misma, y solventar todos los aspectos técnicos, estéticos, medioambientales y urbanísticos de la misma; con base en la licencia de edificación y el contrato firmado. De manera que, su marco de responsabilidades es amplio para abarcar desde la firma del acta de replanteo hasta el certificado final de la obra.

En cuanto a la responsabilidad civil, el arquitecto responde de manera directa por los defectos de construcción que comprometan la resistencia mecánica y estabilidad del edificio que se vean afectados. La cimentación, los soportes, vigas, forjados, muros de carga y demás elementos estructurales. Esto es lo establecido por la ley,

  • Requisitos de la edificación

Toda edificación debe cumplir con los requisitos básicos relativos a su funcionalidad, seguridad y habitabilidad. Entre los aspectos a considerarse se encuentra la disposición de los espacios, accesibilidad, acceso a los servicios de telecomunicaciones, seguridad estructural, seguridad en caso de incendio, higiene y salud, protección contra el ruido, ahorro de energía y demás aspectos funcionales que posibiliten el uso satisfactorio del edificio.

  • Conductas imprudentes

Se entiende por conductas imprudentes a todas aquellas que infracciones las normas de seguridad en el trabajo, que vulneren las normas constructivas. Por tanto, son conductas que se pueden calificar como negligentes o de descuido, que como profesional o ciudadano produzca daños a los demás.

El fallecimiento de una persona causada por la imprudencia de inobservacion profesional dentro de la obra produce la privación de libertad y la inhabilitación del ejercicio de la profesión por un determinado periodo de tiempo. En otro sentido, si una imprudencia por parte del arquitecto produce una lesión a otras personas, puede considerarse penas legales en función a la gravedad de las lesiones.
Por otra parte, la infracción de las normas de prevención de riesgos laborales, es decir, no facilitar los medios necesarios para que los obreros desempeñen su actividad de manera segura; puede acarrear consecuencias legales. Es obligación proporcionar medio que protejan la seguridad integral de los trabajadores.

¿Qué no puede hacer un arquitecto?

responsabilidades

En primer lugar, el arquitecto asume ciertas responsabilidades, pero hay otras que no son de su competencia. Aunque sea el primer profesional encargado para construir una casa, no todas las tareas le corresponde. Así que, diferenciemos cuál trabajo no lo hace un arquitecto:

  1. Medición y delimitación de la parcela
  2. Diseño de instalaciones eléctricas y de calefacción.
  3. Estudio Geotécnico del terreno
  4. Decoración de interiores
  5. Asumir la responsabilidad por ejecuciones defectuosas y dar certificados de obra por elementos no contemplados en proyecto.
  6. Enseñar a los obreros procesos constructivos
  7. Coordinar la obra
  8. Asumir la responsabilidad de los plazos de obra
  9. Pedir materiales
  10. Intervenir en conflictos vecinales derivados de la obra
  11. Gestionar los servicios de luz, agua y gas.
  12. Tramitar la licencia
  13. Hacer presupuestos exactos de obra
  14. Buscar constructora
  15. Asumir la responsabilidad por imperfecciones constructivas que sean atribuidas al constructor.

En conclusión, es responsabilidad del arquitecto, de que se ejecute la construcción de acuerdo a las normas constructivas especificadas en el proyecto, de ejecutar el proyecto aceptado y contratado con el mantenimiento de sus formas, dimensiones, calidades y utilidad. Por lo tanto, como arquitecto se debe tener en claro cuáles son las obligaciones y deberes competentes en el área de trabajo.

Además, cuáles no corresponden a su área, para así no asumir las responsabilidades inequívocas. De la misma manera, es importante que si estás buscando realizar una obra y tienes que contratar personal, recuerda cuáles son las tareas de un arquitecto.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Categorías

Los más demandados

4.6/5

Te podría interesar...

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp