Adolf Loos y La época bella

“La arquitectura despierta sentimientos en el hombre. Su tarea es por tanto, hacer esos sentimientos más precisos.” Adolf Loos

Adolf Loos

Biografía del arquitecto Adolf Loos

El arquitecto Adolf Loos nació el 10 de diciembre de 1870 en Republica Checa. Sus padres fueron Adolf y Mary Roth, Adolf quien era escultor y albañil murió cuando Adolf tenía 9 años.

Adolf Loos se negó a ser escultor pero el dolor de su madre siguió admirando el diseño del artesano. Comenzó a estudiar en el Royal and Imperial State Technical College en Rechenberg, Bohemia.

En su juventud asistió por tres años al Instituto de Tecnología de Dresde y a La Academia Bozar de la ciudad de Viena, pero no consiguió título alguno. Por esa razón viajó a EEUU en busca de una oportunidad, en ese país trabajo como albañil, lavaplatos y limpia pisos.

En 1893 tuvo la oportunidad de asistir a La Exposición Mundial Colombina, es aquí donde Adolf Loos quedó sorprendido con el trabajo de Louis Sullivan, tres años más tarde regresa a Viena para trabajar con el arquitecto Karl Meileder.

Ya en 1898 Adolf Loos comenzó a seguir sus instintos y trabajar por su cuenta, conforme pasaba el tiempo se hizo de grandes amigos entre filósofos, expresionistas y hasta satíricos y muchos otros amantes del arte.

Adolf Loos formó parte en los días de la Época Bella, una comunidad intelectual de Viena estaba formada por amantes del arte como; pintores, escultores, arquitectos, pensadores políticos y psicólogos, incluido Sigmund Freud.

Todos buscaban el mismo objetivo cambiar la forma de pensar la sociedad y la moral. La manera era utilizar sus dones para expresar lo que piensan, en el caso de Adolf Loos en la arquitectura argumentando que los edificios representan la moral social.

En esta época estaba muy de moda la Escuela de Chicago, edificios altos con estructura de hierro fundido, por lo que decidió formar su propia escuela donde Richard Neutra fue uno de sus estudiantes.

También te puede interesar: Miguel Ángel Buonarroti, Escultor, pintor y arquitecto

Vida sentimental de Adolf Loos

El arquitecto tuvo una vida sentimental un poco turbulenta, no fue como la mayoría de hombres de la época. En 1902 se casó con una joven baterista de 19 años, llamada Catalina Oberto, tres años después el matrimonio terminó con un escándalo público.

En 1919 se casó con Elsie Altmann una joven bailarina de teatro de 20 años, divorciándose de ella 7 años después.

En 1929 se casó con Claire Beck una joven de 24 años pero su matrimonio solo duró un par de años porque Adolf Loos fue acusado de pedofilia y encontraron en su domicilio unas fotografías pornográficas de niñas por lo que Claire no pudo aguantarlo y pidió el divorcio. 

Adolf Loos era sordo, fue resultado de la sífilis que contrajo cuando era niño pero en 1918 le detectaron cáncer de estómago, apéndice e intestinos. Mostraba signos de demencia en 1928. Meses antes de su muerte sufrió un derrame cerebral. Adolf Loos murió el 23 de agosto de 1933 en Austria.

Características de la arquitectura de Adolf Loos

En su trabajo podemos encontrar varias casas de diseño holgado con líneas rectas, elementos como paredes, ventanas claras y planas. Su arquitectura se convirtió en una manifestación física de su teoría, que trataba de un sistema de espacios continuos que se fusionan.

Se basaba en que el exterior no debe estar decorado, pero el interior debe ser funcional y voluminoso. Cada habitación está en un nivel diferente, jugando de esta manera con el suelo y el techo de la edificación.

El arquitecto Adolf Loos fue uno de los primeros en utilizar espejos para ampliar el espacio interior de la casa.

Es el caso de la entrada interior del edificio Goldman & Salatsch construido en 1910, conocido también con el nombre de Looshaus, es un vestíbulo surrealista e interminable con dos espejos enfrentados.

La construcción de la Looshaus ha creado un escándalo considerable para la modernización de Viena. Actualmente sus diseños se estudian en clases de decoración.

Entre sus casa emblemáticas encontramos a Haus Strasser, Horner House, Rufer House y Moller House todas estas construidas en Viena.

La Villa Müller en Praga es uno de los diseños más estudiados por su apariencia aparentemente simple y sus intrincados interiores. Tristan Tzara y Khuner Villa estas casas se encuentran en París.

Legado que dejó el arquitecto Adolf Loos

Adolf Loos amplió la teoría arquitectónica en su ensayo de 1910 en donde afirma que la arquitectura de la época se convirtió en artes gráficas.

Esto se debía que Adolf Loos pensaba que los edificios bien hechos no podían representarse honestamente en el papel, el plan era “la belleza de las piedras desnudas”.

Esta teoría da entender que algunas edificaciones deberían clasificarse como arte y otros no, afirmando “Todo lo que tenga un propósito práctico debería excluirse del ámbito del arte” Adolf Loos.

Para la época la idea de omitir todo ornamento o elemento que no ayude a mejorar la función de la edificación revolucionó la idea del mundo moderno.

Es el caso del diseño interior del “Café Museo” construido en 1899 fue despreciado por los arquitectos como “Café Nihilismo”, al igual que el Looshaus construido en 1911, los críticos afirmaban que era feo porque la fachada era demasiado simple.

Looshaus construida por Adolf Loos

Esta edificación fue completada en 1911 cuando el arquitecto tenía 41 años. El cliente Leopold Goldman encargó a Adolf Loos construir un edificio comercial. No se ahorraron costos ni esfuerzos, especialmente cuando se trata de materiales.

El contraste entre el área de la fachada inferior de mármol y la fachada de yeso simple en el piso residencial superior es sorprendente.

En ese momento, era un edificio del que se podría decir que se había despojado al límite de la decoración. La forma sigue a la función, que es un precursor de la arquitectura modernista.

Las columnatas se alineaban en la parte inferior, dando una impresión clasicista, pero la fachada plana recibió muchas críticas. Era fácil ver que las decoraciones de las ventanas (alféizar, dintel de las ventanas) que eran comunes en ese momento habían desaparecido por completo.

Inicialmente, la construcción se detuvo sin la decoración de esta ventana, finalmente se permitió la construcción colocando un macizo de flores en la ventana.

En 1947 Viena designó la Looshaus como monumento histórico, en 1987 Raiffeisen Bank Vienna compró el edificio y lo reformó por completo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Categorías

Los más demandados

4.6/5

Te podría interesar...

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
0
    0
    Carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar a la tienda